LIBRO DIGITAL.

Aquí les presentamos nuestro libro digital: Aunque estemos separados, siempre hay algo que nos une. Éste se elaboró con la participación de toda la comunidad educativa del IESO Los Barruecos, para celebrar el día del libro, que tan atípico fue para todos, ya que coincidió con el confinamiento. No podíamos quedarnos parados y se nos ocurrió realizar este libro con los sentimientos, emociones, miedos, esperanzas y anhelos que despertaron en nosotros esos días de encierro durante la cuarentena del Covid-19. Así pues éste, es el fruto de nuestra experiencia convertida en un libro que nos ayudó a entender, que aunque estábamos separados por los muros de nuestros edificios, había algo que nos unía, un sentimiento, unas palabras de ánimo y el deseo de volver a encontrarnos. Esta es la experiencia de alumnos, padres y profesores. Muchas gracias a todos los que habéis participado y fuerza para todos en esta lucha que aún continúa abierta, pero que deseamos con todas nuestras fuerzas, que pronto acabe la pesadilla del virus.

Pinchar en el siguiente enlace para acceder al libro digital:

https://www.flipsnack.com/Cristinalibro/aunque-estemos-separados-siempre-hay-algo-que-nos-une-vk9q9mprzp.html

Celebramos el día de los enamorados con “Un amor de libro”

Se acerca el 14 de febrero y desde la Biblioteca Escolar Miguel Gaspar, queremos celebrarlo contigo retándoos a completar correctamente este crucigrama. En él encontraréis los personajes más enamorados que pueblan las páginas de los libros, las novelas y los escritores más románticos… ¿Los conoces? Seguramente necesites investigar para responder algunas preguntas, pero además de recompensarse uno mismo con la satisfacción de aprender, también tu esfuerzo puede tener gratificación, ya que, sortearemos un regalo muy romántico entre aquellos que hagan el crucigrama completo y con las respuestas correctas. Así que, anímate y entrégalo en nuestra biblioteca antes de las 11.00 del viernes 14 de febrero. Podrán participar en el sorteo todos los alumnos del IESO Los Barruecos. Para conseguir el crucigrama puedes acudir a nuestra biblioteca, pedirlo en conserjería o descargarlo en esta página. ¡Suerte!

Así fue la entrega de premios, en la que la ganadora del sorteo, Eva Romero Manzano de 3ºA, recibió su regalo.

Ganadores de los premios “Microrrelato” y “Cuento de Navidad”

El pasado 20 de diciembre se otorgaron los premios de los concursos navideños de estas dos modalidades. Hemos de señalar que nos resultó bastante difícil escoger un ganador, dada la calidad de los trabajos presentados, sobre todo en lo que respecta al concurso de microrrelato. Debemos tener en cuenta la dificultad que entrañaba ajustarse a las bases del concurso, que disponían que los relatos se situaran en el marco histórico que rodeaba a Wolf Vostell (Segunda Guerra Mundial) y a su figura. Pese a esto, los resultados han sido excelentes. Desde aquí queremos dar nuestras felicitaciones a todos los participantes e invitaros a que se os sigáis animando a participar en los sucesivos concursos que llevaremos a cabo.

Así pues, los ganadores fueron Asier Hernández Parra, alumno de 4ºB, con el microrrelato “Carta a una madre“; ganador de segundo ciclo y Diego Pedrazo Montero de 1ºA con el cuento de Navidad “Navidades en casa de Carlos” ganador del primer ciclo. Ambos recibieron como premio un libro acorde a su edad, para que continúen formándose, no sólo como los ávidos lectores que ya son, sino que además sigan desarrollando su potencial como jóvenes escritores. Desde aquí les damos nuestra más sincera enhorabuena.

Estos son los trabajos que han ganado los concursos:

“Carta a una madre” Asier Hernández Parra.

NAVIDADES EN CASA DE CARLOS.

Carlos era un chico de 13 años que vivía con sus padres en casa como cualquier niño de nuestra edad hasta que un día de Navidad ocurrió lo peor que le podía haber pasado.

Empezando desde el principio, yo era un niño que solo quería el bien para su familia. En el año 1939 estalló la Segunda Guerra Mundial y ahí empezó mi pesadilla. Un día estando tranquilos en casa, alguien llamó a la puerta, tenía mucha fuerza y una voz muy grave, la cual me asustó bastante. Mis padres me dijeron que me escondiera y yo les hice caso. Ellos abrieron la puerta y de repente algunas personas los cogieron y otras empezaron a rebuscar por toda la casa, pero yo estaba escondido detrás de una falsa pared por la que había ratas y todo tipo de bichos, pues mis padres no podían permitirse algo mejor. Allí estuve toda esa noche hasta que me desperté. Tenía mucha hambre y fue a comer, cuando de repente empezó a sonar algo muy fuerte, venía del salón. Al entrar, abrí el cajón que había enfrente de mí, no sabía exactamente lo que era, pero de lo sí estaba seguro era d que ya lo había visto antes. Se escuchaba a gente hablar de que a habían cogido a unos cuantos y los habían llevado a los campos, decían que poco a poco los eliminarían a todos y no quedaría ningún judío. Ahí fue donde comprendí lo que había pasado y pensé que de ería huir de casa ya que no era un lugar seguro. Empecé a mendigar por las calles para buscar un poco de comida y un lugar seguro donde pasar la noche. A la mañana siguiente me desperté en una calleja tapado con cartones mojados, tenía mucho frío. Vi un agujero en la pared. Al mirar vi que las mismas personas que se llevaron a mis padres, esta vez se estaban llevando a una mujer que se resistía y al no querer irse la mataron. Salí a correr sin mirar atrás cuando de repente me choqué con alguien. Era un hombre fuerte, me agarró de la mano y me preguntó que de dónde venía yo tan sucio y con tanto miedo, ese fue mi gran alivio. Me llevó a su casa y me dio ropa limpia y comida, al anochecer le estuve contando lo que me había ocurrido, me dijo que o me preocupase que él era judío, pero mientras él estuviera a mi lado no me ocurriría nada. Así pasamos seis años, pero de repente un día él enfermó, el médico vino a casa y me dijo que no le quedaba mucho tiempo de vida y era así. A los pocos días, mi segundo padre murió. Antes de morir él me dijo “haz siempre lo que sientas, no lo que te ordenen, aunque ello te cueste la vida” y así fue. Me puse a investigar un poco sobre mis padres, para ello fui a la parroquia de mi antiguo pueblo (ya que en aquella época no había ordenadores) el sacerdote me conoció sin ver los documentos me dijo que yo venía de familia judía, que mis abuelos habían sido médicos y en su época más buena había tenido a mi madre y que además había sido por estas fechas tan bonitas, fue ahí cuando me cuenta que tenía que encontrarlos muy deprisa en caso de que hubieran sobrevivido. De camino a la antigua casa encontré una puerta muy especial, era del tamaño de un enanito, estaba abierta y entré de rodillas. Dentro había una familia de duendecillos comiendo en una mesa más pequeña que mi mano. Al verme se asustaron mucho y yo me sentí como aquel día que entraron en mi casa, les dije que les iba a hacer nada, simplemente estaba buscando a mis padres y ellos salieron corriendo hacia mí. Empezaron a decir que ellos me podían ayudar y yo les hice caso. Salimos a la calle y comenzamos el camino hacia mi casa. Al llegar a la puerta era muy diferente a la que yo recordaba, tenía la madera comida por la vejez y parecía que allí no vivía nadie, pero de todas formas yo entré. Estaba todo como lo había dejado. Al llegar al salón no me lo podía creer, había dos viejecitos que me resultaban familiares. Ellos me reconocieron y se echaron a llorar. Me dijeron que habían pensado que yo había muerto porque al llegar a casa había un olor muy desagradable en la falsa pared, pero como ya dije antes ahí hay todo tipo de animales. También me contaron que los habían llevado a campos de concentración pero que los tuvieron de esclavos durante seis años y luego acabó la guerra por lo cual todos se fueron y ellos pudieron salir de allí y ahora volvemos a estar los tres juntos y mis amigos duendes que sin ellos nunca los hubiese encontrado. Estoy seguro de que ellos hicieron que la magia de la navidad cayese sobre mi familia.

Diego Pedrazo Montero   1ºA

CHARLA CON ANA ALONSO

El 11 de diciembre estuvo de nuevo con nosotros la escritora Ana Alonso. Esta es la segunda visita que hace a nuestro centro, ya que el año pasado la conocimos a través de diversas lecturas como: El Sueño de Berlín, El Diario de Cristina, Una Mano en la Piedra, Caballero Superhéroe o el libro de los Rostros. Tal fue la acogida que tuvo entre la comunidad educativa de Los Barruecos, que nos encantó la idea de que regresara de nuevo a nuestro centro con otros de sus dos libros: Utopía, una aventura filosófica y El coleccionista de Estrellas. Como era de esperar, los alumnos disfrutaron y aprendieron con las dos charlas que dio. En ellas habló de lo que le inspiró para crear las historias, la vivencia personal que proyecta en estos dos libros, pero también les dio interesantes consejos sobre cómo hacerse mejores lectores y la importancia que tiene practicar la lectura para hacer que su hábito sea un placer.

Entre las charlas que dio a los alumnos de 1º y 2º de ESO, Ana Alonso concedió una entrevista radiofónica en Radio Barruecos y respondió a las preguntas que le hicieron tres de nuestros alumnos.

Finalizadas las charlas, la autora firmó y dedicó algunos de sus libros a los asistentes y otros tantos que ocupan las estanterías de nuestra biblioteca.

Desde aquí queremos agradecerle su visita y su maravillosa entrega a la escritura, en la que le deseamos lo mejor y siempre con la esperanza de que no sea la última vez que nos acompañe.

Feria del libro 2019-20

El 13, 14 y 15 de noviembre se llevó a cabo la feria del libro que celebra todos los años nuestro instituto Los Barruecos. Como otras veces, nuestra biblioteca sirvió de escenario perfecto para enmarcar la compra de nuevos libros, que alumnos, padres, profesores y resto del personal del centro, adquirieron. Esta feria se realiza con el objeto de fomentar la lectura y que ésta llegue a todos los rincones de nuestra comunidad, ya que, ella es el mejor camino por recorrer hacia el conocimiento, la reflexión y la madurez intelectual.